Idea y viabilidad de la idea

El producto que vamos a ofrecer en este proyecto trata sobre lanchas acuáticas que poseen un sistema de filtrado de microplásticos en su motor, con el fin de descontaminar las aguas marítimas de estos residuos.

Sí es cierto que existen sistemas semejantes, pero ninguno incluye un sistema de filtrado de residuos ya que la mayoría de éstos se basan en la purificación de agua y no se desplazan. Para poner en marcha esta idea necesitaríamos en primer lugar sistemas de embarcación, como lanchas, ya que serían vehículos de gran utilidad para el proyecto, en segundo lugar los filtros, que servirían para filtrar los microplásticos, y el combustible que obtendríamos a partir de la energía mareomotriz.

En un principio no deberíamos tener ningún problema en obtener estos recursos.

En cuanto al volumen sobre el mercado, en primer lugar nuestro producto estaría a nivel nacional, y si se da el caso podría llegar a abarcar el mercado europeo.

Los beneficios que se esperan justificarían toda la inversión y el sacrificio, ya que los empleos generados serían solidarios y dispondríamos de dinero aportado por los estados, además, el fin que se trata de conseguir ayudaría al bienestar del planeta ya que tan solo trata de descontaminar las aguas, lo que nos beneficia a todos.

No creemos que tenga una gran dificultad dar a conocer este producto, ya que es un producto mediático y mediante la publicidad conseguiríamos extender este proyecto.

Opinamos que la gente apreciaría la utilidad de este producto ya que es de gran utilidad y no perjudica a nadie, además de que tiene un gran beneficio para el medio ambiente.

Consideramos el cumplimiento de esta idea viable puesto que hoy en día no hay constancia de un servicio de limpieza en ecosistemas marinos como el expuesto. Además, el desarrollo del filtro no supondría ningún problema pues está basado en un modelo simple como el de una bomba para la oxigenación del medio acuoso en peceras. Respecto al motor, tampoco se convertiría en un obstáculo ya que existen numerosas empresas de producción para este tipo de maquinaria, al igual que sucede en el caso de las lanchas. Atendiendo a los combustibles utilizados para el desarrollo del servicio marítimo, estaríamos hablando de combustibles que no alteran ni producen ningún signo de contaminación. En vistas a una ayuda social, este proyecto no sólo se preocupa por reducir y eliminar residuos contaminantes para las aguas marinas, sino también por la potenciación y creación de nuevos puestos de trabajo, así como la posibilidad de que organizaciones o voluntariado puedan colaborar en el desarrollo del proyecto. Sin hablar de la ayuda que se ofrece a la estabilidad y funcionamiento normal del medio acuático.

En cuanto a su eficacia, podemos apuntar que sería de mayor magnitud, puesto que su eficiencia es prácticamente absoluta, y su rapidez sobrepasa a cualquier modelo de limpieza presente en la actualidad. Además, de que supondría el aumento de empleo antes mencionado, pues es necesaria la intervención humana tanto en los vehículos escogidos para llevar a cabo la tarea, como en la supervisión y colaboración en las costas para depositar los residuos recogidos en los contenedores dispuestos para su uso. Sin tener en cuenta, el mantenimiento u otros puntos de vital importancia como las vías para la conducción y transporte de los plásticos y derivados.

En el ámbito económico, no resultaría problemática alguna, debido a que no se trata de números desorbitados o pérdidas significantes, y a que los ingresos generados en el hipotético caso de la puesta en marcha del producto serían sobresalientes.

Haciendo referencia al área más animalista, la utilización de nuestros motores con sistema de filtrado incorporado no provocaría peligros o daños para los organismos marinos, ya que al no tratarse de redes o casos semejantes, los peces no quedarían atrapados ni desviados de sus movimientos naturales.